Páginas

Datil

El dátil es una fruta obtenida de la palmera datilera (Phoenix dactylifera), alimento básico para países del Magreb. La fruta es considerada edulcorante por su cantidad de azúcar aproximadamente el 70%.

De las características nutritivas del dátil se puede hablar mucho pero yo resaltaría que es muy rico hidratos de carbono, proteínas y minerales: Hierro, Potasio, Calcio, Sodio, Magnesio, Zinc, Manganeso… además es rico en vitaminas A, C y muchas del grupo B . No tiene colesterol ni ningún tipo de grasas de origen vegetal, por eso es un alimento muy consumido por los deportistas.



Este alimento es muy rico en ácido pantoténico o vitamina B5, una vitamina necesaria para la producción hormonal así como para la transformación de las grasas e hidratos de carbono en energía. Se piensa que la ingestión de alimentos ricos en esta vitamina contribuye a rendir mucho más en el deporte. Se realizaron estudios según los cuales la ingestión de un par de gramos diarios de vitamina B5 conseguía obtener marcas más elevadas.


Esta misma vitamina se utiliza para combatir el estrés, el nerviosismo y sedar el organismo. Los dátiles, en este sentido, pueden considerarse como "pastillas naturales anti-estrés" por la capacidad que tienen de relajar al individuo y hacerlo sentir mejor. Comer dátiles antes de irse a dormir, por su contenido en triptófano que estimula la formación de la melatonina, es una buena solución para conciliar el sueño y evitar el insomnio.


También contiene mucha vitamina B3 o niacina que, ademas de intervenir en la metabolización de las grasas, los azúcares y las proteínas, ayuda a disminuir el colesterol, participa en la buena salud de los nervios y de la piel, disminuye la presión arterial y ayuda a tener el aparato digestivo en buenas condiciones.



Los dátiles son muy ricos en minerales. Contienen mucho potasio, especialmente los dátiles secos. El potasio mantiene el equilibrio hídrico del organismo al contrarrestar el sodio. Los dátiles incrementan la micción y ayudan a tratar la retención de líquidos y otras enfermedades relacionadas con la acumulación de toxinas y líquidos en las articulaciones como la gota o la artritis. Al aumentar la diuresis tienen un efecto positivo contra la hipertensión.


Además de potasio, contienen cobre, un mineral que interviene en la formación de la hemoglobina de la sangre. La deficiencia del mismo puede producir anemia, problemas en el sistema nervioso o colesterol elevado. También son ricos en magnesio y calcio. El primero es esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos y el ritmo del corazón. El calcio es necesario para la buena formación de los huesos y de los dientes.


Los dátiles contienen bastante fibra por lo que pueden ser útiles para prevenir o tratar el estreñimiento. Al mismo tiempo, tratándose de fibra soluble, es muy útil para evitar el aumento del colesterol dado que este tipo de fibra arrastra el colesterol y evita que sea absorbido en el intestino.

Los dátiles pueden comerse solos como postre, entre comidas como tentempié o para añadir a otros platos, como los postres dulces o el muesli.


Para conservarlos se deben guardar en botes de cristal herméticos y secos en un lugar oscuro. Conservados de esta manera pueden aguantar mucho tiempo sin estropearse.



¿ Cuando no se deben comer dátiles?



A pesar de todas estas propiedades tenemos que tener en cuenta que los dátiles poseen muchas calorías por lo que debemos ser prudentes en su ingestión. Es un alimento que debe tomarse en poca cantidad, especialmente en dietas de adelgazamiento o con problemas de obesidad.

Su contenido en azúcares es muy elevado por lo que no resultan adecuados en personas con diabetes. Igualmente estos azucares, por la naturaleza pegajosa del dátil, se retienen mucho en los dientes por lo que pueden producir caries. Una manera de evitarlo es comer un trozo de manzana, restregándola bien por los dientes y las encías o lavarse bien los dientes después de comerlos.


En personas con estómagos delicados, muy propensos a sufrir descomposiciones intestinales, los dátiles, comidos en abundancia pueden producir gases, diarrea o acidez de estómago. Estas personas deberían comer este fruto con prudencia.

El contenido en tiramina de este fruto puede causar migraña en algunas personas sensibles a este elemento.






























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...