Páginas

Históricas aldeas Shirakawa-go y Gokayama

Situadas en una región montañosa aislada durante mucho tiempo, las aldeas de Ogimachi, Ainokura y Suganuma han vivido ancestralmente del cultivo de las moreras y la cría del gusano de seda.


Sus casas de estilo gassho con techos de paja de doble pendiente muy inclinada son únicas en Japón.



A pesar de los cambios radicales experimentados por la economía, estas aldeas constituyen un notable ejemplo de la perfecta adaptación de un estilo de vida tradicional al medio ambiente y las condiciones socioeconómicas de la población.


La principal característica de estas casas de madera es su tejado inclinado triangular hecho de paja, como unas manos en oración (gassho), para resistir mejor el peso de la nieve, abundante en esta región.


Se trata de grandes casas de 18 metros de largo por 10 metros de ancho de cuatro plantas, donde conviven varias generaciones. El último piso se reserva tradicionalmente para la cría de gusanos de seda.

































Están considerados Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1995.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...