Páginas

El templo de las ratas sagradas; Karni Mata Temple


A 30 kms al sur de Bikaner (Rajastán), en la ciudad de Deshnok, se encuentra el archiconocido Karni Mata (o Templo de las ratas), famoso por albergar unos 20000 (según la National Geographic) de estos roedores que campan a sus anchas y que han encontrado en éste el paraíso que todo bicho podría desear.


El templo de las ratas se construyó hace más de 600 años por el Maharaja Ganga Singh en honor a la diosa hindú Durga, reencarnada en Karni Mata sobre el s. XIV.


Se cree que las ratas son la reencarnación de los Sedhu, discípulos de Karni Mata, y que la misma Karni Mata y su familia está reencarnada en rata blanca, de ahí que traiga suerte ver una de estas.


Con solo cruzar la entrada al templo ya empiezas a ver roedores a ambos lados…


Ni que decir tiene que si las ratas están aquí generación tras generación es por la posibilidad de encontrar alimento fácil, prueba de ello son los cuencos repletos de leche que les sirve de alimento.


Si al turista occidental, para que nos vamos a engañar, solo supone una visita exótica, para los fervientes seguidores de la diosa hindú Durga este templo supone un lugar de peregrinación.


En el interior se encuentra la parte más sagrada del templo de las ratas, el santuario para la diosa, en el que no parece bien recibida la entrada de algún turista o de su cámara, como fue nuestro caso.


Después de realizar la foto se nos apartó sin entender muy bien por qué.


Paseando por el interior del templo puedes ver algunos orificios que se hicieron para que las ratas pudiesen acceder de una habitación a otra.


Al final compruebas que está construido para que campen a sus anchas y encima con facilidades. Casi nada…


Y para que los seguidores y turistas puedan hacer más amena la vista, algunos señores de los que cuidan del templo se encargan de mantenerlo limpio a base de barrer y barrer todos los desperdicios que van dejando las ratas.

Si bien no lo dejan muy aséptico, al menos sirve para no tener que ir pisando excrementos “sagrados”.


La visita a Karni Mata sin duda es algo curioso, y aunque en un principio pueda parecer un lugar no apto para aprensivos, decir que no impresiona tanto en ese aspecto, no es tan asqueroso.























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...