Páginas

Hinojo

El hinojo (Foeniculum vulgare) es la única especie del género Foeniculum. Se encuentra distribuida por las zonas templadas de todo el mundo,  aunque nativa de la zona meridional de Europa, en especial la costa del mar Mediterráneo, donde crece en estado silvestre. Es una hierba perenne y sumamente aromática, cultivada para su empleo en gastronomía.


La planta es herbácea, de porte erecto y puede alcanzar los 2 metros de altura. Las hojas, de color verde intenso, son largas y delgadas, acabando en segmentos en forma de aguja, que se endurecen exteriormente en el verano para evitar la pérdida de agua.


La inflorescencia es una umbela de pedúnculos largos y las flores están organizadas en umbelulas terminales de 10 a 40 florecillas, enteramente amarillas doradas, sobre pedúnculos cortos en el apex de los radios primarios.


Tienen simetría pentámera, con pétalos inconspicuos, 5 estambres y gineceo bicarpelar con un par de estilos (uno por carpelo) divergentes y algo reflejos.


 El Fruto es un esquizocarpio de 2 mericarpios claramente separados, de color pardo oscuro hasta negruzco, de unos 5mm de largo, pentagonales y con 5 costillas más claras bien marcadas.



Seguramente has utilizado muchas veces el eneldo en la cocina cuando quieres darle a tus platos un saber especial propio de la India y de Asia del sur, de donde es originaria la planta.


Sin embargo, quizá no sepas que, además de aromatizar tus platos, el eneldo tienen un gran número de propiedades medicinales beneficiosas para tu salud, especialmente si tienes problemas digestivos.


Si padeces flatulencia y gases, el eneldo puede ayudarte a estimular la función intestinal gracias a sus propiedades carminativas, ayudando a eliminar los gases.


Esto se debe a que el eneldo está compuesto de aceites esenciales que son ricos en sustancias que tienen un efecto mio-relajante, es decir, de relajación muscular, por lo que resulta recomendable para personas que sufren indigestión, náuseas o espasmos gastrointestinales.


Estas mismas propiedades hacen que su uso sea aconsejable en caso de sufrir cólicos estomacales, tanto que en la antigüedad era muy utilizado para su tratamiento en los bebes. También resulta beneficioso para las madres que están dando el pecho a su bebé, porque estimula la producción de leche y alivia la congestión del pecho.

También es rico en antioxidantes y fibra alimentaria, por lo que ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre.



Los diabéticos también se pueden beneficiar de sus propiedades gracias a su contenido en un aceite esencial denominado eugenol que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre en los diabéticos, aunque siempre debe ser consumido bajo supervisión médica.


Así mismo, puede ayudar a prevenir determinados tipos de cáncer debido a su contenido en vitamina A y beta-caroteno, gracias a su acción antioxidante natural, más específicamente el cáncer de pulmón y de boca.


También es aconsejable para quienes desean aumentar sus defensas, gracias a su contenido en vitamina C.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...