Páginas

Islas Faroe

Las Islas Feroe o Islas Faroe  son un pequeño archipiélago en el Atlántico Norte, entre Escocia, Noruega e Islandia.




No se conoce a ciencia cierta la historia primigenia de las Islas Feroe, si bien se cree que hacia el siglo VI ermitaños escotos y monjes de una misión irlandesa-escocesa se asentaron en las islas, trayendo ovejas y cabras además del goidélico primitivo a las islas; sin embargo esto es una especulación. Se dice que San Brandán, un santo monje irlandés, quien se presume vivió hacia 484–578, habría visitado las Feroe en dos o tres ocasiones (512-530), designando a dos de las islas como Isla Oveja e Isla Paraíso de las aves.




Posteriormente (c. 650) los normandos se afincaron en las islas, trayendo el idioma nórdico antiguo, el cual evolucionó posteriormente al idioma feroés hablado en la actualidad. Se cree que los colonos no vinieron directamente desde Escandinavia, sino que eran colonos normandos de Shetland y las Orcadas, y nórdico-gaélicos de las zonas próximas al mar de Irlanda y las Islas Hébridas Exteriores de Escocia. El nombre en gaélico antiguo de las Islas Feroe es Na Scigirí, que significa el Skeggjar y probablemente hace referencia al Eyja-Skeggjar (barbudos de las islas), un apelativo que se les daba a los habitantes de las islas.


Según la Saga Færeyinga, grupos que emigraron desde Noruega escapando de la tiranía de Harald I de Noruega se asentaron en las islas hacia fines del siglo IX. A comienzos del siglo XI, Sigmundur Brestisson – cuyo clan había crecido en las islas del sur pero que casi había sido exterminado por invasores de las islas del norte – escapó hacia Noruega y fue enviado de regreso para tomar posesión de las islas en nombre de Olaf Tryggvason, rey de Noruega. Él introdujo el cristianismo y a pesar de que con posterioridad lo asesinaron, la supremacía noruega perduró. El control noruego de las islas continuó hasta 1380, cuando Noruega se unió a Dinamarca en la Unión de Kalmar, las Islas Feroe pasaron gradualmente a la corona danesa, bajo la cual permanecieron tras el tratado de Kiel en 1814 (que supuso la separación noruega).



El monopolio del comercio en las Islas Feroe fue abolido en 1856, y desde entonces la zona se ha ido convirtiendo en una moderna nación pesquera con su propia flota de naves. El ímpetu nacionalista que comenzó a tomar fuerza a partir de 1888 fue inicialmente disparado por una disputa sobre el uso del idioma feroés y por lo tanto tuvo una orientación cultural, pero desde 1906 fueron ganando fuerza los temas de naturaleza política, resultando en la fundación de los partidos políticos de las Islas Feroe.


Durante la Segunda Guerra Mundial, conquistada Dinamarca por la Alemania nazi, las islas serían ocupadas por los británicos, lo que fomentó los sentimientos favorables al autogobierno perdido siglos atrás.


 Las demandas de autogobierno cristalizaron en la autonomía que recibieron en 1948. Las Islas Feroe no pertenecen a la Unión Europea, ya que declinaron seguir a Dinamarca tras su adhesión en 1973.










Una de las tradiciones más antiguas e importantes para los habitantes de las Islas Feroe es la caza de calderones o ballena piloto de aleta larga.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...