Páginas

Madeira


Las islas del archipiélago de Madeira ya eran conocidas antes de la llegada de los portugueses, según se desprende de referencias presentes en algunas obras, así como de la representación de las islas en cartas geográficas.


Entre las obras que se refieren a Madeira destacan pasajes del Libro del conocimiento (edición fechable después del año 1385), obra de un castellano, donde las islas son llamadas con los nombres de Leiname, Diserta y Puerto Santo.

Colonización portuguesa

En 1418 la isla de Porto Santo fue redescubierta por João Gonçalves Zarco y Tristão Vaz Teixeira. Al año siguiente, estos navegantes, acompañados por Bartolomeu Perestrelo llegan a la isla de Madeira.


Habiendo tomado nota del potencial de las islas, así como de la importancia estratégica de estas, comenzó alrededor de 1425 la colonización, que fue una iniciativa de João I o del Infante Don Henrique.


A partir de 1440 se establece el régimen de la capitanía, con el nombramiento de Tristán Vaz Teixeira como capitán de la capitanía de Machico.


Seis años más tarde, Perestrelo se convierte en capitán-donatario de Porto Santo y, en 1450, Zarco es investido capitán-donatario de la capitanía de Funchal.

Los tres capitanes-donatarios llevaron, en su primer viaje, a sus respectivas familias, un pequeño grupo de personas de la pequeña nobleza, gente de condición modesta y algunos ex prisioneros del reino.


Para obtener las condiciones mínimas para el desarrollo de la agricultura, tuvieron que cortar una parte de los densos bosques de laurisilva y construir un gran número de canales de agua (llamados levadas), ya que en una parte de la isla había agua en exceso y en la otra escaseaba.


En los primeros días, el pescado era el principal medio de subsistencia de los pobladores, así como los productos horto-frutícolas.






























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...