Páginas

María Szanth

María Szantho Nació el 31 de julio de 1897 en Szeged, Hungría.


Antes de pintar, estudió música, fue diplomada por la Academia de Música de Hungría, Facultad de piano, llegando a ser una pianista de talento, cosechando grandes éxitos.


Fue al acabar dicha carrera de piano, que comenzó a interesarse por la pintura, viajando para estudiar a Francia e Italia.


Su pintura naturalista, según decia la propia artista, estaba influenciada “por el hedonismo de Károly Lotz y la alegría de vivir de Gyula Benczúr”. Tuvo como maestros a los pintores húngaros: Géza Kukan, Karlovszky Bertalan, Fried Pal y Vitéz Mátyás.


Expuso a partir de 1920 en importantes galerías, la Műcsarnok en Budapest, entre otras.

Su temática más frecuente, fueron retratos de mujeres, desnudos o semidesnudos, posando en interiores o con paisajes de fondo. En los modelos hedonistas que llevó a sus telas, se observan detalles tomados del románticismo y del impresionismo.



Su amor a la música, también se ve reflejado en ellos, en muchos de los citados retratos, las mujeres de sus cuadros llevan algún instrumento musical: banjos, violines, panderetas…


En 1939 participó representando a Hungría en la Exposición Mundial de Nueva York con tres cuadros, cuadros que nunca le fueron devueltos, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial.


En 1942, pintó la que se considera su obra maestra: “La leyenda del venado mítico”, obra que tuvo un gran eco en la prensa y gracias a la que logró el prestigioso “Premio Esterházy”, obra que fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.


En la decáda de 1950, a través de la embajada soviètica, se le pidió realizar un retrato de Stalin, a lo que ella se opuso alegando falta de materiales, los rusos, le enviaron un enorme lienzo, sin embargo Stalin murió repentinamente en 1953, y ese retrato nunca llegó a realizarse.


A pesar de tener numerosos encargos de trabajo, la Hungría comunista de la postguerra, no permitía vender de forma privada a paises occidentales; Algunas de sus pinturas anteriores a la guerra, fueron subastadas en Galerías tan importantes como Christie, entre otras.


En 1997, año del centenario de su nacimiento, le fue concedida la Gran Cruz del Oficial de la República de Hungría, en honor a su trayectoria.


Murió cuando había cumplido cien años de edad, el 11 de marzo de 1998, en el Castillo de Karolyi, Nagymágocs, Hungría.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...