Páginas

Amapolas

 Hierba anual de la familia de las papaveráceas de hasta 70 cm de altura. Tallos erectos, hirsutos.


Hojas compuestas, con folíolos dentados puntiagudos, las superiores sésiles. Flores de 5 a 10 cm de anchura de un rojo escarlata y algunas veces con manchas oscuras en la base y capullos péndulos. Pétalos superpuestos en la base. Frutos globulares sin pelos.

Tradicionalmente, la amapola ha sido utilizada como un remedio muy adecuado para combatir problemas de los nervios y del aparato respiratorio.



Aparato respiratorio La amapola, por su contenido en mucílagos ejerce una acción antitusiva y suavizante de las mucosas respiratorias. Al mismo tiempo su contenido en el alcaloide roedina ayuda a combatir los espasmos y le proporciona propiedades expectorantes y pectorales. Todo ello la hace muy interesante en el tratamiento de enfermedades respiratorias, especialmente en lo que se refiere a las siguientes anomalías:



- Asma: El uso de preparados de esta planta ayuda a respirar mejor a las personas enfermas de asma y disminuye considerablemente los ataques de tos. ( Infusión durante 15 minutos de una cucharadita de pétalos secos en medio litro de agua. Tomar un vaso por la mañana media hora antes de desayunar y otro por la noche media hora antes de cenar)


- Tos: Se puede utilizar para combatir la tos producida por muchas enfermedades del aparato respiratorio. ( Infusión de cucharada y media de pétalos secos por litro de agua. Beber tres tazas al día) ( Tomar jarabe de amapola para la tos)


- Bronquitis: Igualmente sus propiedades resultan útil para el dolor de pecho y la tos persistente que suele acompañar los casos de bronquitis ( Infusión de unos fragmentos de pétalo por taza de agua. 2 tazas al día.) ( Cocimiento durante 6 minutos de 2 cápsulas por vaso de agua. 6 cucharadas antes de acostarse )


- Resfriado: El tratamiento anterior resulta muy indicado en casos de resfriado.

- Anginas: Las propiedades emolientes de la amapola pueden servir para aliviar el dolor y malestar en la garganta producido por la amigdalitis. ( Infusión durante 10 minutos de una cucharada de pétalos secos por medio litro de agua. Beber un par de vasos diarios)


 Los gargarismos realizados con una infusión algo más cargada de esta planta también resultarán muy eficaces en el tratamiento de la escozor causada por la inflamación de las amígdalas .


- Sistema nervioso : Sin embargo, la amapola es reconocida dentro de la fitoterapia por sus propiedades sedantes, muy adecuadas para tratar muchas anomalías de tipo nervioso, incluso aquellas que se manifiestan aparentemente como enfermedades físicas, como la indisposición estomacal causada por problemas de " nervios en el estómago", responsables de muchos problemas de indigestión. (Infusión de media cucharadita de pétalos secos por taza de agua antes de comer puede ayudar a solucionar muchos casos de espasmos estomacales)


La preparación anterior igualmente puede ser muy útil en casos de dolor de cabeza o migraña producidos por problemas emocionales.


La ventaja de esta planta con respecto a otros narcóticos mas fuertes como la adormidera es que no presenta efectos secundarios ni crea adicción porque no contiene morfina.



La rhoeadina es ligeramente sedante. Entre las muchas aplicaciones sedantes de esta planta planta podemos considerar las siguientes:

- Insomnio: Las propiedades hipnóticas de la amapola pueden utilizarse para el tratamiento del insomnio.

Los preparados de esta planta permitirán conciliar el sueño a las personas que tienen dificultad para dormir. ( En casos rebeldes: Infusión de dos cucharadas de pétalos secos por litro de agua.


Beber tres tazas cada día, especialmente una antes de irse a dormir) ( En casos leves: Infusión de un pellizco de pétalos secos por taza de agua. Beber una taza antes de acostarse)


- Nerviosismo: En caso de nervios alterados la amapola puede ayudar a tranquilizarnos. Basta realizar una infusión con media cucharadita de los pétalos de esta planta por una taza de agua.


Beberemos un par de tazas cada día, procurando beber la segunda un momento antes de irse a la cama. Puede endulzarse con un poquito de miel.


- Ansiedad: Puede recurrirse al tratamiento anterior para tratar problemas de ansiedad.

Uso externo

- Problemas de garganta : Usado externamente se aprovechan sus propiedades emolientes para el tratamiento de las afecciones de la garganta.


Podemos aplicar gargarismos con la infusión de dos cucharadas de pétalos secos por litro de agua. Este tratamiento resultará eficaz para desinflamar y reducir el dolor en casos de anginas, faringitis o laringitis.



- Tratamiento de las arrugas: La infusión de pétalos de amapola resulta útil para evitar la aparición de arrugas en la cara. Basta realizar una infusión bien cargada con la que se mojará un paño que debe aplicarse sobre el rostro durante unos minutos antes de acostarse.


- Conjuntivitis: En caso de conjuntivitis, puede utilizarse una Infusión de una cucharada de pétalos por medio litro de agua. Filtrar bien y lavar los ojos con este preparado.

Otros usos

- Potenciador de las tisanas : La amapola es rica en mecocianina un pigmento que tiñe fácilmente cuando se disuelve en un líquido. Esto es aprovechado para dar color a muchos preparados medicinales.


- Planta silvestre comestible: Las hoja son comestibles cuando son tiernas, es decir antes que nazcan las flores. Para eliminar su contenido en alcaloides deben hervirse. Las semillas también son comestibles y se utilizan habitualmente en la industria de la confitería y la bollería para dar sabor a los preparados.


- Usos industriales: De las amapolas se extrae aceite para quemar.

Toxicidad

Utilizada en las dosis adecuadas no presenta toxicidad ni contraindicaciones. Sin embargo, dado que existen muy pocos estudios sobre la misma, se recomienda no utilizarla en caso de embarazo o lactancia sin consentimiento médico.


A menudo se suele pensar que, al igual que su congénere la la adormidera (Papaver somniferum), esta planta debe ser tóxica. Lo cierto es que esta planta carece de morfina y puede ser utilizada siempre que se utilicen en cantidades adecuadas.


Con respecto a su toxicidad en animales, algunos estudios afirman que se han dado casos de intoxicación en caballos que comieron hierba infectada por esta planta. Estos animales manifestaron inicialmente nerviosismo y fuertes relinchos.


Posteriormente, pasaron a manifestar problemas de coordinación, debilidad general, estreñimiento, falta de actividad y, algunos de ellos, murieron por parada respiratoria.


 Según estos estudios, la rhoeadina produciría en estos animales unos síntomas parecidos a los que la morfina de la adormidera produce en las personas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...