Páginas

Palacio de Linderhof



Linderhof es un palacio localizado en un valle cercano al pueblo de Oberammergau, en el estado federado de Baviera, Alemania.


 Es el más pequeño de los tres palacios construidos por Luis II de Baviera y el único que vio terminado.


El palacio fue construido en el lugar de un coto de caza de Maximiliano II de Baviera, el padre de Luis II. Este coto contenía una pequeña casa conocida como el Königshäuschen (casita real) que Luis II había visitado desde su niñez cuando acompañaba a su padre de cacería.


Al morir su padre, Luis II heredó el Königshäuschen y desde 1869 empezó a expandirlo agregado alas adicionales bajo la dirección del arquitecto de la corte (Hofbaudirektor), Georg Dollmann. Finalmente en 1874 decidió derrumbar el Königshäuschen y reconstruirlo en el lugar donde se encuentra hoy en día, a unos 200 metros del palacio.


Con el derrumbe del Königshäuschen el edificio restante tenia una forma de "U". Se construyó un vestíbulo, una escalera central y tres cuartos adicionales.


De manera simultánea se expandieron los jardines bajo el cuidado del jardinero de la corte (Hofgärtner), Carl von Effner. Entre 1885 y 1886 se rehizo la recámara principal, con lo que el palacio quedó completado en su forma actual, en estilo rococó. El edificio mide aproximadamente 30 x 27 metros.


Aunque Linderhof es mucho más pequeño que el palacio de Versalles, su influencia es visible. Luis II era un gran admirador de Luis XIV de Francia, incluso adopto la divisa, "nec pluribus impar" de Luis XIV, que se puede ver en el techo del vestíbulo de Linderhof.


La pieza central del vestíbulo es una estatua ecuestre del rey francés. La escalera principal es una reducción de la famosa "escalera del embajador" de Versalles y fue copiada en tamaño real en el palacio de Herrenchiemsee.


El símbolo del Sol, que está presente en el decorado de varios cuartos, es una referencia al "Rey Sol" y representa la idea de la monarquía absoluta, que Luis XIV promulgaba y a la que Luis II nunca podría acceder en la segunda mitad del siglo XIX.


De los proyectos de Luis II, este es el más pequeño y el único que vio terminado. Si se toma el cuenta el tiempo que pasó aquí, podemos decir que Linderhof fue su palacio favorito, pues en total vivió ocho años en este lugar. Al rey le gustaba caminar por los jardines y parques del palacio, muchas veces descalzo.


En comparación con otros palacios reales, Linderhof es de una atmósfera privada. Sólo cuatro de los cuartos tienen funciones ceremoniales.


Comedor

Este cuarto está en el lado este del palacio, rodeado de los gabinetes rosado y azul. El gabinete rosa, a diferencia de los otros gabinetes, tenía una verdadera función. El rey lo usaba como cuarto de vestido. Al igual que en Herrenchiemsee, la mesa del comedor podía ser bajada a la cocina por medio de un elevador mecánico para evitar que el excéntrico rey tuviese contacto con los sirvientes.


Se dice que los sirvientes siempre servían la mesa para por lo menos cuatro comensales, ya que al rey le gustaba hablar con gente imaginaria como Luis XIV, Madame de Pompadour y María Antonieta, personajes que Luis II admiraba. Se pueden hallar retratos de estas personas en los gabinetes y escenas de sus vidas en otros cuartos. Entre las decoraciones de este cuarto hay un centro de mesa de porcelana de Meissen.

Cuarto de espejos

Luis II usaba este cuarto como sala. Le gustaba sentarse en el nicho y leer, a veces toda la noche. Como el rey dormía durante el día y estaba despierto durante la noche, la luz de las candelas reflejadas miles de veces en los espejos han de haber hecho una impresión inimaginable. La colocación paralela de los espejos crea el efecto de una avenida que se extiende hasta el infinito.


Ente las decoraciones de este cuarto están:
La mesa central, que tiene una cubierta hecha de lapislázuli, amatista y calcedonia, con un mosaico de vidrio del escudo de armas de Baviera.
Una alfombra hecha de plumas de avestruz.
Un candelabro de marfil en la alcoba, con 16 ramas.
Dos piezas de mesa de lapislázuli con ornamentos de bronce dorado.




Cuartos de tapices

Hay dos cuartos de tapices, que no tienen una función específica. El del lado oeste es algunas veces referido como el cuarto de música, debido a que alberga un aelodión (instrumento musical que combina el piano y el armonio: se trata de uno de los derivados de la aeolina de Bernhard Eschenbach inventados por él mismo).Solamente las cortinas y las cubiertas de los muebles son verdaderos productos de la fábrica parisina de Gobelin. Las escenas en las paredes son pinturas sobre lienzo áspero para imitar el tapiz.













Dormitorio

A la manera de Luis XIV, el cuarto de dormir estaba concebido como una habitación pública, aunque Luis II no recibiera a nadie.


No está modelado según la recámara de Luis XIV, sino más bien según la de la Residenz (Residencia de Múnich). Este cuarto fue completamente terminado en 1886. La posición elevada de la cama, rodeada de una balaustrada dorada, da la impresión de ser un altar.


Entre las decoraciones de este cuarto están:
Un candelabro de cristal para 108 velas.
Dos consolas de porcelana de Meissen.


Cámara de audiencias

La cámara de audiencias está en el lado este del palacio y está rodeada de gabinetes de color amarillo y lila. Los gabinetes eran solamente utilizados como antesalas de los cuartos más grandes. Luis II nunca sostuvo una audiencia en este cuarto. Lo usaba como estudio para planear otros proyectos de construcción.


 El hecho de que haya una cámara de audiencias en Linderhof demuestra el aferro a la idea de la monarquía absoluta que Luis II tenía. Entre los objetos de este cuarto están:
Un trono con baldaquino y penachos de plumas de avestruz (un símbolo oriental de poder real).
Dos mesas con cubiertas de malaquita, regalo de la zarina Marie Alexandrowna a Luis II.




Casa marroquí

La "casa marroquí" fue comprada por orden de Luis II en la exposición universal de París de 1878, donde era parte de una gran exhibición de tema oriental. El 25 de noviembre del mismo año llegaron las piezas individuales a Linderhof y para diciembre ya estaban ensambladas cerca de la "Choza de Hunding".


Gruta de Venus


Por una orden de Luis II del 15 de diciembre de 1875, se construyó la "Gruta de Venus", que quedó terminada en 1877. La gruta fue construida con armazón de hierro y paredes de lienzo impregnado y recubierto con una mezcla de cemento. De la misma manera fueron hechas las estalactitas y estalagmitas




Parque y jardines

Los jardines que rodean al palacio fueron realizados por el jardinero de la corte bávara (Hofgärtner) Carl von Effner. Son considerados entre los más hermosos diseños históricos de jardín. El parque combina elementos formales del estilo barroco y del renacimiento italiano con secciones que asemejan el estilo inglés de jardín.


Jardines formales

El palacio está rodeado de un jardín formal dividido en cinco secciones que están decoradas con esculturas alegóricas de los continentes, las estaciones del año y los elementos.

La parte norte está caracterizada por una cascada de treinta escalones de mármol. La parte baja termina en una fuente alegórica al dios Neptuno. La parte alta termina en un pabellón de música.


En el centro del parterre oeste hay una alberca con una estatua dorada de la diosa Fama. En el oeste hay un pabellón con un busto de Luis XIV. Frente a esta estatua hay una fuente con una estatua dorada de "Amor con delfines". El jardín está decorado con cuatro jarrones de mayólica.

El parterre este está coronado por un pabellón de madera con un busto de Luis XVI de Francia. 24 escalones bajo el pabellón hay una fuente con una estatua dorada de "Amor disparando una flecha". Una escultura de "Venus y Adonis" está entre la alberca y el palacio.


El parterre de agua frente al palacio está dominado por una gran alberca con una fuente dorada de "Flora y Putti". El chorro de la fuente alcanza hasta 25 metros de altura.

Los jardines en la terraza de la parte sur del parque, corresponden a la parte norte. En el primer escalón hay una fuente dorada de "Náyade" con esculturas de ninfas de agua. En el nicho central hay una estatua de María Antonieta. Estos jardines están coronados por un templo redondo con una estatua de Venus basada en una pintura de Antoine Watteau.















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...