Páginas

Si te quieres dormir no cuentes ovejas





Las razones por las que la gente cuenta ovejas en lugar de mirlos o veleros es incierta. Algunas autoridades creen que podría tener que ver con un sistema de conteo desarrollado por los pastores. Se desconoce el modo en que la frase hizo fortuna, aunque es fácil entender su significado: la absoluta monotonía de la tarea es capaz de arrullarte hasta que te duermas.


Pero… ¿funciona de verdad?

Unos científicos de la Universidad de Oxford sometieron el método a prueba. En su estudio, que apareció publicado en la revista Behavior Research and Therapy, dos investigadores del sueño reclutaron a insomnes y los dividieron en grupos. Luego les monitorizaron durante varias noches mientras probaban diferentes técnicas para quedarse dormidos.


Lo que descubrieron es que cuando se les pedía a los participantes en el experimento que contaran ovejas, o cuando no se les daba ninguna instrucción en absoluto, tardaban algo más en quedarse dormidos. En cambio, cuando les pedían que se imaginaran una escena relajante – una playa por ejemplo – tardaban 20 minutos menos en caer rendidos. Contar ovejas, tal y como sugieren los científicos, podría ser simplemente demasiado aburrido cuando se hace durante mucho tiempo, mientras que es más sencillo quedarse absorto concentrándose en imágenes de arroyos tranquilos u orillas relajantes.


En otros estudios realizados en Oxford, los científicos compararon a “buenos” dormilones con insomnes y encontraron ciertas diferencias en sus pensamientos pre-sueño. Los insomnes imaginaban menos “escenografía” y tenían tendencia a pensar en imágenes poco placenteras, ruidos, preocupaciones, o repasar las cosas que hicieron durante el día.

El veredicto: si te quieres dormir no cuentes ovejas, trata de visualizar imágenes relajantes.




























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...