Páginas

Un perro del tamaño de un pintauñas



La micromascota  Meisy nació pesando 40 gramos y sobrevivió a sus primeros meses de vida gracias a su dueña


Este diminuto terrier pesaba 40 gramos cuando nació y tres meses más tarde medía 6 centímetros de altura, menos que el teléfono móvil de su propietaria.


Ahora, su peso supera por poco los 90 gramos y los veterinarios que lo atienden no creen que vaya a crecer mucho más. y esto podría convertirlo en unos meses en el perro más pequeño del mundo.


Su propietaria cree que  tiene lo que se necesita para ganar la corona del libro Guinness como el más pequeño perro del mundo y ya se ha contactado con Guinness World Records para candidatearlo oficialmente.


Su dueña, que incluso faltó al trabajo para alimenarlo en dosis minúsculas.  "Cuando nació era tan pequeño que nadie pensaba que iba a sobrevivir", cuenta la Sra. Pohl. "Es una cosita preciosa, pero hay que tener muy cuidado cuando te sientas y cuando caminas".





Por ahora, su más serio competidor es un chihuahua portoriqueño llamado Milly que a los cuatro meses pesaba 170 gramos.

El récord actual del perro viviente más pequeño del mundo lo tiene un chihuahua de Kentucky en los EE.UU.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...