Páginas

Cataratas de Iguazú

El agua grande de Iguazú
Atraído por el ensordecedor ruido, Núñez Cabeza de Vaca descubrió en 1541 
 cataratas de Iguazú, donde confluyen tres países: Brasil, Argentina y Paraguay 
El Iguazu es un rio de 1.320 km de extensioón, de los cuáles 115 hacen frontera entre Brasil y Argentina.
 23 Kms antes de unirse al rio parana, y no lejos de la linde con Paraguay, el curso del Iguazú entra en un gran desnivel y se precipita sobre un vertiginoso rosario de saltos. Las Cataratas de Iguazu, formacion geologica con unos 150 millones de años.

Fueron descubiertas por Alvar Núñez Cabeza de Vaca en 1541, quien llegó hasta ellas atraído
 por el ensordecedor ruido que se escuchaba a kilómetros de distancia. 
El conquistador las bautizó como «Saltos de Santa María», pero prevaleció el nombre indígena
 de Iguazú, que quiere decir «agua grande» en lengua tupí-guaraní.


Aunque la imagen comúnmente asociada a esta maravilla de la naturaleza es la de la Garganta del Diablo,
 un abismo de 90 metros con forma de herradura (en la foto), en total son 2.700 metros sobre los que se producen entre 150 y 300 saltos en función del caudal de agua, los principales con sus propios nombres: Alvar Núñez, Lanuse, Adán y Eva, San Martín, Dos Hermanas, Chico Alférez... en el lado argentino; Floriano, Deodoro y Benjamin Constant en la orilla brasileña.

En su desplome desde esas alturas el agua levanta un vapor que envuelve de frescor y de franjas
 de iris todo el ambiente de tal forma que, cual gigantesco aspersor, irriga y llena de una vida exuberante
 todo el entorno constituido como Parque Nacional de Iguazú y declarado por la Unesco como Patrimonio Mundial en sus vertientes argentina y brasileña.


Por su biodiversidad, el parque es hoy un edén natural de fauna y flora subtropical. Entre otras especies
 que allí habitan destacaremos al tapir (el mayor mamífero terrestre de América del Sur), la hormiga gigante, el roedor carpincho, de dimensiones sin parangón, el ocelote, el gato tigre, el jaguar, la nutria gigante,
 el caimán... A la entrada desde el lado brasileño está el Parque de las Aves, creado en 1994, que cuenta 
con 17 hectáreas destinada a la recuperación y estudio de las aves de la zona reuniendo más de un millar de ejemplares, además de reptiles y viveros de mariposas.





Inolvidable escenario de películas como La misión (homenaje a los jesuitas que en el siglo XVIII fueron los primeros en instalarse en este paraje hasta entonces inaccesible) o Moonraker de la serie Bond, Iguazú es uno de los principales destinos turísticos de Argentina y Brasil: sólo el pasado mes de julio desde la orilla argentina lo visitaron más de 120.000 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...