Páginas

Pinturas, Ricardo Sanz

La pintura de Ricardo Sanz  se siente como un soplo de aire fresco.


Sus obras nos revelan los paisajes puros, llenos de emociones y nostalgia, con las playas,  atardecer dorados,  jardines, donde los colores morado y azul de reflejos de sol penetran entre las hojas.


De origen donostiarra, su pasión por el arte le acompaña desde que era niño, ya que su familia estaba muy vinculada a este mundo. Su abuelo mantuvo una estrecha relación con grandes maestros de la pintura, como Sorolla, Zuloaga o Vázquez Díaz, a través de la Galería de Arte que poseía en San Sebastián.


Ricardo Sanz se licenció en Historia por la Universidad de Deusto y complementaba sus conocimientos estudiando Historia del Arte en Madrid.

Posteriormente, continúa su formación en París, Italia y Madrid, estudiando con los más destacados maestros de la pintura. Posteriormente, decide instalarse en Madrid y abrir su propio estudio, pero siempre manteniendo su vinculación con su ciudad natal.


Sus obras han recibido la influencia de grandes pintores, como Velázquez, Van Dyck o Rembrandt, así como toda la pintura del siglo XIX.










Sus pinturas tienen un aire moderno y renovador, mezclando una composición exquisita, con una técnica depurada y un especial dominio del color y la luz, que se convierte en protagonista de sus cuadros.




Sus paisajes de lluvia nos invitan a caminar bajo un paraguas, el aroma de aire húmedo en los paseos románticos lo sabe plasmar perfectamente.


Además de los paisajes,  Sanz,  es impresionantes en  la figura humana. Su visión y su movimiento elegante, sumergiéndolos en una atmósfera de naturalidad.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...