Páginas

La sandía es un regalo de la naturaleza

La sandía, también conocida como melón de agua, es una de las frutas reinas del verano pues debido a la gran cantidad de agua que contiene es muy refrescante.




La Sandía es originaria de África tropical. Se han encontrado vestigios, de los que se deduce, que ya existía en el antiguo Egipto. De ahí pasó a los países bañados por el Mediterráneo. Al Continente Americano llegó gracias a países Europeos, como España y Portugal.

Es una planta herbácea, que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas y crece de la planta llamada Sandiera. Necesita climas cálidos o tropicales. Los países principales productores de sandías son: Turquía, Grecia, Italia, España, China y Japón.



La Sandia se recomienda en dietas de adelgazamiento por su especial contenido en agua 93%, Fibra, no tiene casi calorías, Hidratos de Carbono.


La sandía contienen:

-Vitaminas: provitamina A, C.
- Minerales: Potasio, Magnesio, Calcio, Fósforo, Hierro, Sodio.



Otros: Acido Fólico, Beta caroteno; Licopeno (anti oxidante); Acido ascórbico; Riboflavina; Tiamina; Niamina.




Tiene propiedades beneficios para:

- el crecimiento óseo, tejidos y sistema nervioso en los niños.
- Problemas de retención de líquidos (diurético).
- Problemas de transito intestinal, estreñimiento (gran poder laxante)

- Hipertensión.
- Cálculos renales.
- Prostatitis y Cistitis.



- Insuficiencia renal.
- Cáncer de vejiga.
- Acido Urico: lo expulsa.

- Sistema nervioso.
- Anticancerígeno.
- Desintoxicante y depurador.


- Previene problemas cardiovasculares y degenerativos.
- Refuerza el sistema inmunológico






El director del Centro de Mejora de Frutas y Vegetales de la Universidad A&M, Bhimu Patil, afirma que “cuanto más estudiamos las sandías, más nos convencemos de lo asombrosa que es la fruta al proporcionar elementos de fortalecimiento al cuerpo humano”.


Según los científicos, las claves de los beneficios agregados del consumo de sandía están en su contenido de citrulina, una sustancia que tiene la capacidad de producir un relajamiento de los vasos capilares.





Además, al ser convertida esa sustancia en un aminoácido llamado arginina, produce efectos beneficiosos en el corazón, en el sistema circulatorio y beneficia el sistema inmunológico.


“Es posible que la sandía no sea tan específica en cuanto a su uso como el Viagra, pero es una buena forma de dilatar los vasos sanguíneos sin producir efectos secundarios”, indica Patil.



Existe un problema, sin embargo. Las mayores concentraciones de citrulina están en la parte blanca de la sandía, aquella que generalmente no se consume.


Por lo que el siguiente paso para los investigadores de esta universidad es trabajar con nuevas variedades de sandías en las que las mayores concentraciones de esa sustancia estén en su jugosa y roja carne, no en la cáscara.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...