Páginas

Así rompe la barrera del sonido


Impresionante efecto en la atmósfera producido por los cazas al atravesar barrera del sonido.



Estos cazas vuelan a través de una nube de vapor de agua. La nube no es que estuviera ahí con anterioridad y el fotógrafo tuviera la fortuna de captar una curiosa y casual instántanea. En realidad, el vapor ha sido generado por la velocidad alcanzada por el caza y era algo predecible, de manera que ocurrió justo en el momento en que tenía que ocurrir. Hablamos del efecto Prandtl-Glauert.




La Singularidad de Prandtl-Glauert es un efecto que se manifiesta mediante la formación de una nube por condensación del agua, ante una caída súbita de la presión en un ambiente suficientemente húmedo. Este fenómeno es habitual en aeronaves supersónicas.




La velocidad del sonido es la dinámica de propagación de las ondas sonoras. En la atmósfera terrestre es de 343 m/s (a 20 °C de temperatura y a nivel del mar). La velocidad del sonido varía en función del medio en el que se trasmite.




La velocidad o dinámica de propagación de la onda sonora depende de las características del medio en el que se realiza dicha propagación y no de las características de la onda o de la fuerza que la genera. Su propagación en un medio puede servir para estudiar algunas propiedades de dicho medio de transmisión.




En aerodinámica, la barrera del sonido fue considerada un límite físico que impedía que objetos de gran tamaño se desplazaran a velocidad supersónica.



El término se empezó a utilizar durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un cierto número de aviones empezaron a tener problemas de compresibilidad (así como otros problemas no relacionados) al volar a grandes velocidades, y cayó en desuso en los años 1950, cuando los aviones empezaron a romper esa barrera normalmente.




Se define como una "barrera omnipresente" que viaja en todas direcciones a la velocidad constante de 1224 km/h, la velocidad del sonido, y al ser vencida por un objeto, estalla formando una explosión sónica que puede ser muy molesta al oído humano.




Cuando un avión se acerca a la velocidad del sonido, la forma en que el aire fluye alrededor de su superficie cambia y se convierte en un fluido compresible, dando lugar a una resistencia mayor.




Inicialmente se pensaba que el aumento de la resistencia seguía un crecimiento exponencial, por lo que un avión no podría superarla aún aumentando de manera sustancial la potencia de los motores. De ahí el nombre de barrera del sonido.






Sin embargo, esta idea ya había sido descartada por los artilleros del siglo XIX. Desde Ernst Mach se sabía que, a partir de cierto punto, la resistencia ya no aumenta más y, de hecho, se reduce.




De manera que para atravesar la barrera del sonido sería suficiente con disponer de mayor propulsión y mejor aerodinámica para vencer ese punto máximo de resistencia.




Con la introducción de nuevas formas de ala que disminuyen la resistencia, y los motores de reacción para la propulsión, fue posible desde los años 1950 viajar más rápido que el sonido con relativa facilidad.




Charles Elwood Yeager fue el primer hombre en atravesar oficialmente la barrera del sonido, el 14 de octubre de 1947, volando con el avión experimental Bell X-1 a velocidad Mach 1 y a una altitud de 45.000 pies.





Pero esto no fue fácil, para lograr esta hazaña murieron 18 pilotos (oficialmente).



Sin embargo, Hans Guido Mutke afirmaba haber atravesado la barrera del sonido antes que Yeager, el 9 de abril de 1945, en un Messerschmitt Me 262, aunque no existen pruebas científicas de este logro


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...