Páginas

El brécol


El brécol, bróculi o brócoli, del latín brachium, es una planta de la familia de las Brasicáceas, antes llamadas Crucíferas. Otras especies de esta familia son el repollo, la coliflor, el colinabo  y la col de Bruselas. El llamado brócoli chino es también una variedad de Brassica oleracea.


Su llamativa forma hace que el brócoli sea una de las primeras verduras que los niños recuerdan con facilidad y puedan reconocer en una comida.


Sin embargo, es poco frecuente que las madres acostumbren a sus hijos a comer brócoli porque se desconocen sus numerosos beneficios, ¿vos los conocés?




El brócoli previene enfermedades

La enorme cantidad de vitaminas, minerales y otras propiedades que posee el brócoli lo convierten en el alimento recomendado por los médicos para ayudar a proteger al organismo de distintas anomalías como la anemia, la diabetes, el colesterol alto, los problemas cardiovasculares e incluso el cáncer.



Cada uno de estos arbolitos se caracteriza por contener las vitaminas A, C y K y minerales como el zinc, selenio, azufre, hierro, potasio y calcio; además de carbohidratos, fibras, ácido fólico y diversos antioxidantes.

Otras propiedades del brócoli

Si ya su participación como agente preventivo de grandes enfermedades hacían comprender la importancia de incorporar el brócoli a nuestra dieta cotidiana, conocer sus restantes propiedades hará que salgamos de inmediato a la verdulería más cercana. Entre ellas, podemos enumerar:




Regula el estreñimiento. Su alta cantidad de fibras favorecen el tránsito intestinal.



Coagulante. Al presentar propiedades que favorecen la depuración de la sangre, el brócoli contribuye al proceso de coagulación y evita las hemorragias.


Bajas calorías. Son ideales para quienes tengan la intención de bajar unos kilos ya que poseen nada más que 40 calorías cada 100 gramos.



Regulan la próstata. Para los hombres es un gran colaborador en materia de cuidado de la próstata gracias a que contiene zinc, que además ayuda a mejorar la calidad del esperma.





Fortalece los huesos. La combinación de calcio, fósforo, magnesio y zinc que posee el brócoli actúa directamente sobre la estructura ósea, ayudando a mantener huesos sanos y fuertes y previniendo la osteoporosis.


Elimina los líquidos. El brócoli contiene la cantidad suficiente de potasio para regular el nivel del sodio en el organismo, lo cual ayuda a prevenir la hipertensión, la retención de líquidos y la obesidad.



Ayuda al corazón. Al poseer magnesio, es un alimento importante en la dieta de quienes poseen arritmia cardíaca, ayudando a regular los latidos del corazón.



Por todas estas razones, y porque son ricos, nutritivos y muy divertidos, recomendamos incorporar brócoli en tus dietas y, especialmente, la de tus hijos. Aunque odien las verduras, en el futuro, te lo agradecerán.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...