Páginas

Bostezos


Un bostezo es la acción incontrolada de abrir la apertura bucal, con separación muy amplia de las mandíbulas, para realizar una inhalación profunda a la que sigue una espiración de algo menos de lo inhalado, con cierre final de la boca.


Cuando se bosteza, además, se estiran los músculos faciales, se inclina la cabeza hacia atrás, se cierran o entornan los ojos, se lagrimea, se saliva, se abren las trompas de Eustaquio del oído medio y se realizan muchas otras, aunque imprecisas, acciones cardiovasculares, neuromusculares y respiratorias.


Es una acción común entre los animales vertebrados. Los mamíferos y la mayoría del resto de animales dotados de columna vertebral bostezan, incluyendo peces, serpientes, tortugas, cocodrilos y aves.


Todos los bostezos son prácticamente iguales, pero su forma y duración puede variar.


El bostezo constituye un ejemplo de lo que en los estudios clásicos de comportamiento animal (etología) se denomina pauta fija de acción, instintiva.



No es un reflejo, una respuesta corta, rápida y proporcional a un simple estímulo; sino que, una vez que comienza un bostezo debe continuar inevitablemente, como un estornudo.


El bostezo sigue su curso durante un promedio aproximado de cuarenta y un segundos, pero su duración puede variar entre alrededor de tres segundos y medio y superar en mucho la media normal.



No se puede bostezar a medias: como toda pauta fija de acción, posee una intensidad característica, por cuya razón no se puede contener un bostezo.



Sin embargo, algunas personas manifiestan recibir molestias de terceros durante el acto del bostezo, lo cual puede implicar una interrupción del proceso.


Los bostezos llegan en tandas y el intervalo entre bostezo y bostezo varía alrededor de 68 segundos.


No hay relación entre la frecuencia y la duración de los bostezos; producir bostezos cortos o largos no se compensa por bostezar con mayor o menor frecuencia.


Para la inhalación, al comienzo de un bostezo, y la espiración, a su término, no es necesario mantener libres las fosas nasales.


Sí es esencial, sin embargo, la inhalación de aire por la boca y abrir completamente las mandíbulas.


El bostezo es un poderoso mensaje no verbal con varios posibles significados, dependiendo de las circunstancias:


Puede ser un indicador de cansancio, estrés, exceso de trabajo o aburrimiento.y hambre


Una acción que indica descompresión psicológica tras un estado de alerta elevado.

Un medio de expresión de emociones fuertes como el enojo, el aburrimiento y el rechazo.


Un bostezo puede expresar fuertes mensajes asociales por lo que en algunas culturas la gente intenta disimular el bostezo colocando una mano sobre la boca.


Los bostezos son contagiosos entre los seres humanos o bien de animales a humanos. También se ha estudiado que en los chimpancés ocurre lo mismo.




El bostezo es un acontecimiento estereotipado, antiguo desde el punto de vista filogenético. Las estructuras neurales necesarias para el bostezo se localizan en la médula oblongada cerca de los centros respiratorio y vasomotor. El bostezo puede desencadenarse por múltiples estímulos, como ver a alguien que bosteza, participar en una labor aburrida, o tener sueño.


Varios neurotransmisores y neuropéptidos intervienen: neuronas oxitocinérgicas en el núcleo paraventricular del hipotálamo median la expresión del bostezo a través de conexiones con el hipocampo, el puente de Varolio y la médula oblongada. Las neuronas que producen el bostezo se activan por la acción de la dopamina, aminoacidos excitadores y oxitocina.


Las inhiben peptidos opioides. Existen varios enlaces entre neurotransmisores y neuropéptidos relacionados con el bostezo que sugieren que este último es controlado e influenciado por múltiples vías, pero cuyos detalles aún no se precisan.


Bostezos contagiosos




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...