Páginas

El limoncillo: es sabroso y muy nutritivo

La huaya, guaya, guayum, maco, quenepa, papamundo, limoncillo, mamón, mamoncillo (Melicoccus bijugatus) es un árbol frutal de la familia de las sapindáceas, natural de la zona intertropical de América. Se lo aprecia por sus frutos comestibles, unas drupas.


A pesar de que el limoncillo o quenepa es una fruta que se consume en grandes cantidades en esta época de verano, los dominicanos desconocen su valor nutricional, uso gastronómico y artesanal.

La mayoría de las personas solo sabe de ella que para degustarla hay que romper con un mordisco la delgada cáscara verde que recubre el fruto y así saborear la pulpa de color salmón muy jugosa que está pegada a la semilla.


‘‘Desde el instante que se toma en las manos una quenepa se inicia todo un ceremonial en torno a esta fruta que provoca en quien la consume un efecto relajador ¿por qué? Se debe a que al mover la mandíbula contraresta la tensión (nótese que cuando la persona está  tensa por lo general tiene la boca apretada).


Además las vitaminas del complejo B y los minerales que aporta hacen un efecto relajante o antiestrés”, dijo Humberto Arias, galeno del Centro Terapéutico Nutricional.


Arias, médico naturista, dice que el limoncillo tiene un contenido moderado de ciertos nutrientes como son las vitaminas A y C, tiamina, rivoflavina, y niacina. También minerales como el fósforo, calcio, hierro y zinc.


Informa que esta fruta es un antioxidante que fortalece el sistema inmunológico y activa la función del hígado. El jugo de la semilla licuada es una bebida astringente y antibacteriano, por lo que resulta muy útil en casos de diarrea infecciosas. Aunque no está confirmado se atribuye cierto efecto antiparasitario.


El limoncillo tiene una buena cantidad de fibras solubles, por esta cualidad es indicado para mejorar el funcionamiento intestinal  y también para reducir el colesterol, afirma.


En países como Puerto Rico donde todos los años hacen un festival dedicado a la quenepa, utilizan este fruto para la elaboración de mermeladas. Cuando es de buena calidad se hace refrescos, jaleas y la semilla después de tostada es comestible.



Elbert Little, Frank Howard Wadsworth y José Marrero dicen en su libro “Árboles comunes de Puerto Rico y las Islas Vírgenes”, que la quenepa o limoncillo es un árbol exótico conocido que se siembra por su fruto comestible y para sombra.

Uso

La bebida de la decocción de la hoja con sal se usa para desórdenes nerviosos y fiebres. Las gárgaras con el jugo de la hoja macerada se utiliza para dolor e infecciones de garganta.



Con la semilla tostada y molida se hace un jarabe o té que se toma para la diarrea, explica el doctor Frank Canelo, de Devanad, Medicina Natural.


También se utiliza para este mismo fin mezclado con miel de abeja. La decocción de las hojas es astringente y se usa como enema para padecimientos intestinales, según Canelo.

Propiedades

Según el portal Vida y Familia de Univisión.com en Colombia y Venezuela se consume fresco e incluso se utiliza para preparar bebidas refrescantes enlatadas.


Con la pulpa se puede preparar cerveza o aguardiente. Los indígenas del Orinoco consumen la semilla cocinada como sustituto de la yuca.

En Nicaragua las semillas se muelen con todo y pulpa para curar los parásitos en los niños.


Este árbol es de buen diámetro y apto para obras de construcción y carpintería en general.  Masticar la fruta

Humberto Arias, médico naturista del Centro Terapéutico Nutricional, asegura que el limoncillo o quenepa tiene un efecto relajante.  Uso de la semilla


Frank Canelo, del centro Devanad Medicina Natural, dice que con la semilla tostada y molida se hace un jarabe o té que se toma para la diarrea.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...