Páginas

Giorgio Barbarelli da Castelfranco "Giorgione"

 Giorgio Barbarelli da Castelfranco más conocido como Giorgione, (Castelfranco Véneto; h. 1477 - Venecia, 1510), pintor italiano, representante destacado de la escuela veneciana.


Giorgione es conocido por la poética calidad de su trabajo y por el hecho de que se conoce con certeza la autoría de muy pocas de sus obras (aprox. 6), entre otras razones porque dejó varios cuadros inacabados, que completaron otros pintores. Esto unido a la escasez de datos biográficos e incógnita sobre el significado de su pintura, lo han convertido en uno de los pintores más misteriosos de la Historia del arte.


Su talento fue pronto reconocido, según los documentos de la época, por el hecho de que en 1500, cuando sólo tenía veintitrés años (según la cronología que da Vasari), fue elegido para pintar los retratos del dux Agostino Barbarigo y del condotiero Consalvo Ferrante.


En 1504, le fue encargado un retablo en memoria de Matteo Constanzo para la iglesia de san Liberal en su ciudad natal. En 1507, recibe por orden del Consejo de los Diez, libramiento de pago por un cuadro (hoy perdido) para la decoración de la nueva Sala de Audiencias de Palacio Ducal.

De 1507 a 1508 trabajó, junto a otros artistas de su generación como Tiziano, en los frescos de la fachada del nuevo edificio del Fondaco dei Tedeschi, sede de los mercaderes alemanes en Venecia. Se conoce el litigio de 1508 para la liquidación de su trabajo pero no los frescos, ya que sus fachadas daban al Gran Canal y las inclemencias del tiempo han ido destruyéndolos. En el siglo XVIII, el grabador Antonio María Zanetti realizó sus propias copias, gracias a las cuales conocemos la disposición y la temática; además de unos pequeños restos que representan a una Mujer desnuda conservados todos ellos en la Galería de la Academia de Venecia.


Ya había participado en trabajos similares en la Casa Soranzo, la Casa Grimani alli Servi y otros palacios venecianos. También pintó por encargo para coleccionistas privados, y en esto se diferencia de los otros artistas de su tiempo, que trabajaron sobre todo para grandes instituciones públicas o para la Iglesia.

Vasari da mucha relevancia en su biografía del pintor al encuentro con Leonardo da Vinci, en su visita a Venecia en 1500, acontecimiento que influyó sumamente en su obra.


En septiembre u octubre de 1510, murió a causa de la peste que asolaba Venecia. Días después de su fallecimiento, la gran mecenas Isabel de Este, escribiría desde Mantua a Taddeo Albano, su corresponsal en Venecia, para que se asegurara una Noce de Giorgione para su colección. Este hecho revela la fama que Giorgione gozaba en el momento de su prematura muerte. La fecha de 1510 la conocemos precisamente a través de esta correspondencia.


La escasez de noticias sobre su vida, la dispersión de su obra, pasada de mano en mano por los coleccionistas, sin haber permanecido fija en iglesias, por su carácter laico, hace que ya en el siglo XVI se empiece a oscurecer su figura. Además el hecho de que Tiziano terminara algunas obras trae mayor confusión.

En el siglo XVII, inexactitudes transmitidas por su biógrafos y las falsificaciones (al menos 50) realizadas por Piero della Vecchia fomentaron su mitificación, hasta el extremo de dudar de su existencia a principios del siglo XIX.


A partir de ahí, se realizaron estudios científicos serios sobre el autor. Contribuyeron a esclarecer su figura la publicación en 1800 del anónimo Morelliano, manuscrito de Marcantonio Michiel y la correspondencia de Isabel de Este, publicada en 1888.


Desde 1925, los museos realizan pruebas de radiografía a sus cuadros para autentificar su obras. Sobre las de Giorgione se realizaron en 1931 en la Venus, en 1932 en Los tres filósofos y en 1939 en La tempestad.


Asimismo se celebraron exposiciones antológicas que reunieron gran parte de su obra en Venecia en 1955 y en 1978.































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...