Páginas

Louise Abbéma. (I)



Louise Abbéma (30 de octubre de 1853 – 10 de julio de 1927) fue una pintora, escultora y diseñadora francesa de estilo impresionista.


Nació en Étampes (Essonne), en el seno de una familia acaudalada de amantes del arte. Fue la nieta de la actriz Luísa Contat y del conde Luis de Narbona. Sus padres la introdujeron en los círculos de artistas de la época.


Murió en París en 1927. Al final del siglo XX recibió más atención crítica e histórica debido al ensalzamiento de las contribuciones de las mujeres a las artes en los siglos pasados, por ello, sus obras han podido disfrutar de una renovada popularidad.


Abbéma empezó a pintar a una temprana edad y estudió con personas notables de la época, como Charles Joshua Chaplin en 1873, Emile Auguste Carlus-Duran un año después y más tarde con Jean-Jacques Henner. Recibió reconocimiento por su trabajo a sus 18 años cuando pintó un retrato de Sarah Bernhardt, su amiga de toda la vida, y a la que muchos consideran su amor. Su estilo es conservador y no muestra nada de las corrientes creadoras de su época, fundadoras del arte moderno.


Por sugerencia de Carolus-Duran, expuso regularmente en el Salón de París desde 1874, donde recibió una mención honorífica por sus paneles en 1881.


Trabajó en un estudio de París en la calle Blanche 91, y a partir de 1876 en la calle Laffitte 47. Sus retratos de famosos contemporáneos le garantizaron el éxito de su carrera. Inicialmente retrataba principalmente a hombres y mujeres miembros de la Comédie-Française con sus trajes, como Jeanne Samary (1879) y Barretta Blanche (1880).


Algunos de sus retratos como el de Ferdinand de Lesseps (1884) fueron incluidas en el Salones anuales de la Sociedad de los Artistas Franceses, mientras que otros fueron directamente a las manos de los clientes que los habían encargado (por ejemplo, Retrato de Madame Lucien Guitry, 1876).


De algunas de sus obras sólo se conocen los comentarios hechos por sus contemporáneos (por ejemplo: los retratos de sus maestros Jean-Jacques Henner, Emile Auguste Carolus-Duran en 1880 y el arquitecto francés Charles Garnier). Más retratos realizados por Abbéma son los de Pedro II, Emperador de Brasil, Paul Mantz (1879) y Charles Joshua Chaplin.


Abbéma se especializó en pinturas al óleo o con acuarelas, y muchas de sus obras muestran la influencia de los pintores chinos y japoneses, así como de maestros contemporáneos como Édouard Manet. Su afición por las flores serefleja en muchas de sus obras.


Con menos frecuencia realizó paisajes o pinturas marinas (el primero fue en 1874 ‘El Señor y la Señora de Grièges’, ‘El Barón de Dourdan y el perro Molda en Tréport’), siendo más frecuentes los interiores como la pintura al óleo ‘Almuerzo en el invernadero’ (1877, ahora en el Museo de Bellas Artes en Pau), donde se representa al actor Emile de Najac, sus padres y hermana Jeanne y Sarah Bernhardt.


Durante la construcción de los ayuntamientos de los distritos 7, 10 y 20 parisienses fue Abbéma la encargada de la ejecución de las pinturas murales decorativas de estas cámaras municipales.


También creó pinturas para otros edificios de la capital francesa, como ‘Gismonda y las mujeres de Samaria’ y ‘Urraca’ (1904 y 1907 expuestos hoy en el Salón de París) para el Teatro Sarah Bernhardt (hoy Teatro de la Ville), temas alegóricos para el Museo del Ejército y la sala de la Sociedad Nacional de Horticultura de Francia, así como pinturas para la Ópera de París.


También trabajó en edificios construidos fuera de París, como una pintura de la abadía de Fécamp y un retrato de la duquesa Ana de Bretaña (1911) para el Gran Salón del Ayuntamiento de Redon. También realizó un panel para el antiguo palacio del gobernador de Dakar (Senegal). Muchos de los grabados de Abbéma, la mayoría son retratos, se pueden encontrar en la antigua colección de JJ Meier en la Galería de arte de Bremen.


Abbéma también estuvo entre los artistas cuyas obras fueron exhibidas en el edificio de la Mujer en 1893 durante la Exposición Universal de Chicago (1893). Entre esas obras estaba un busto de Sarah Bernhardt esculpido por Abbéma.


Abbéma no solo fue conocida como pintora, artista gráfica y escultora sino que también fue una consumada diseñadora, así como una escritora que hizo contribuciones regulares a las revistas ‘Gaceta de Bellas Artes’, ‘El Arte’ y ‘El Arte y la Moda’. Como ilustradora, realizó varios grabados para René Maizeroys de ‘La Mer’.


Entre los muchos honores que recibió se encuentra la nominación como "Pintora oficial de la Tercera República." También fue premiada con la medalla de bronce en 1900 durante la Exposición Universal de París y en 1906 fue nombrada Caballero de la Orden de la Legión de Honor.



























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...