Páginas

Porcelana de Meissen



La Porcelana de Meissen (en alemán Meißener Porzellan) es la primera porcelana de Europa. Fue producida con éxito desde el año 1708 por Ehrenfried Walther von Tschirnhaus.


Tras la muerte prematura de este, Johann Friedrich Böttger continuó su trabajo, por lo que a menudo es considerado erróneamente responsable de su invención. La producción de porcelana de Meissen comenzó en el año 1710 y ya entonces atrajo a diversos artistas y artesanos, estableciéndose una de las más famosas factorías manufactureras de porcelana de Europa.


 La compañía sigue funcionando bajo el nombre Staatliche Porzellan-Manufaktur Meissen GmbH. Su más conocido logotipo, dos espadas cruzadas, fue introducido en el año 1720 con la intención de proteger su producción de falsificaciones. Se puede decir que es una de las marcas más antiguas que existen.


Desde tiempos remotos se ha fabricado porcelana en China. Ya en el siglo XVII, la porcelana oriental era una mercancía muy valorada. La mayor parte era importada de China y Japón por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.


 La porcelana oriental era símbolo de riqueza, importancia y buen gusto. Es este el motivo por el que se comenzó a pensar en la posibilidad de producir localmente en Europa porcelana. Los intentos anteriores de elaborar porcelana habían sido un fracaso, como el caso de la "porcelana de Médici".



A comienzos del siglo XVIII Johann Friedrich Böttger aseguró tener la fórmula para cumplir el sueño de los alquimistas de convertir materiales sin valor en oro. Cuando el elector de Sajonia Federico Augusto I el Fuerte oyó sobre sus trabajos, le puso bajo su custodia y le pidió que hiciera oro para él.


Durante muchos años Johann Friedrich Böttger no tuvo éxito en su tarea. Al mismo tiempo, Ehrenfried Walther von Tschirnhaus, un matemático y científico, experimentaba con la fabricación de cristal intentando crear porcelana.


Tschirnhaus supervisó a Böttger y hacia 1707 Böttger comenzó -a regañadientes- a prestar su ayuda en los experimentos de Tschirnhaus. Cuando Tschirnhaus murió repentinamente, parece ser que la receta pasó a manos de Böttger, que en menos de una semana anunció al elector que podía fabricar porcelana. Böttger perfeccionó la fórmula y, con la ayuda de sus ayudantes holandeses, hizo experimentos relacionados con la fabricación y el pintado de azulejos, preparando el marco idóneo para comenzar la manufactura de porcelana.


En 1709, Augusto el Fuerte estableció la primera manufactura de Meissen y emplazó el laboratorio de Böttger en el castillo de Albrechtsburg en Meissen. La producción comenzó oficialmente en 1710.
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...