Páginas

Museo de Art Nouveau y Art Déco Casa Lis



El Museo de Art Nouveau y Art Déco Casa Lis se encuentra en la ciudad de Salamanca, en su interior encontramos piezas pertenecientes a las artes decorativas, en su mayoría objetos utilitarios que nos acercan a la cotidianidad y forma de vivir de la sociedad de finales del Siglo XIX y primera mitad del XX.


 En su interior sus más de diecinueve colecciones nos ofrecen una inmejorable visión de algunos de los mejores talleres de estos estilos artísticos.



Pero si el contenido es puro lujo el continente no se queda atrás.La casa en sí, es un palacete urbano que el empresario Miguel de Lis (1855-1909) mandó construir en el casco antiguo de Salamanca al arquitecto Joaquín de Vargas y Aguirre.



Si bien es cierto que el solar ofrecía algunas dificultades como por ejemplo el desnivel en el lado sur, la forma irregular del mismo o el enclavado en la muralla urbana, el arquitecto consigue crear una construcción única.


La casa, y hoy el museo, se articula en torno a un patio central que en origen era abierto. En sus dos plantas se distribuyen múltiples estancias que iban desde unos dormitorios para invierno y otros para verano, comedores, despachos, baños o incluso un invernadero.


La fachada norte realizada en piedra y ladrillo contrasta con la fachada sur donde los materiales utilizados, hierro y cristal, hacen referencia a los nuevos métodos constructivos del momento.


Desde la fachada sur desciende una escalera de doble tiro que salva el desnivel del solar y da paso a unas terrazas ajardinas y una pequeña gruta que pone en contacto la construcción con la naturaleza y evita la sensación de pesadez en todo el conjunto.


A partir de 1917 la casa tuvo varios propietarios, entre ellos el que sería rector de la universidad de Salamanca Enrique Esperabé, pero en los años setenta el magnífico conjunto quedó abandonado a su suerte hasta que en 1981, el ayuntamiento de la ciudad lo expropió con el fin de preservarlo y ponerlo en valor.


En 1995 la suerte de La Casa Lis cambió, fue inaugurada como museo albergando en su interior una importantísima colección de obras pertenecientes a las artes decorativas donadas por el anticuario salmantino Manuel Ramos Andrade.


Andrade, que había recogido en sus numerosos viajes una especialísima colección de obras artísticas, se involucró apasionadamente en el proyecto hasta el mismo momento de su muerte en 1998 y él mismo fue quien diseñó la vidriera que representa la noche y que realizó el taller de Villaplana para cubrir el patrio central.


Dentro de la colección que legó Andrade y que paulatinamente el museo va ampliando, podemos observar los magníficos vidrios de Emilé Gallé, Auguste y Autonin Daum, pequeños botes de perfume, abanicos, muebles…


Su colección es tan amplia y exquisita que toca los esmaltes de Limoges, los bronces de Viena o las obras pictóricas de Celso Lagar entre otros.

Mención especial merecen las magníficas y estilizadas criselefantinas realizadas en marfil y bronce de escultores tan importantes como Chiparus.



Además de las más de trescientas muñecas con rostro realizado en porcelana que alberga el museo y que fueron creadas por talleres tan importantes como Bru o Kestner y otros bellísimos juguetes como los muñecos del circo de Steif o los entrañables Kewpies.

La Casa Lis es, tanto en sí misma como por la colección que alberga, un espectáculo para los sentidos, un remanso de paz y belleza que nos transporta a otros siglos dentro del frenesí de la ciudad universitaria por excelencia.


Museo de Art Nouveau y Art Déco Casa Lis | La guía de Historia del Arte
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...