Páginas

Sueños de Mujer



Abre la carpeta de tus sueños más secretos. Veamos detenidamente con franqueza y con absoluta sinceridad, todos esos anhelos escondidos secretamente, o guardaditos celosamente en los dinteles del tiempo que detuvimos en los suspiros más profundos del alma, y que han permanecido ocultos en el trasfondo del corazón femenino, convertidos en pensamientos muy íntimos, sumergidos como perlas preciosas engarzadas en el hilo de la divina ilusión de esa amazona romántica y soñadora, ermitaña, reflexiva y altamente espiritual, que vive y habita en un cuerpo… ¡Con figura de mujer!




Ella; la Eva que todas las mujeres llevamos adentro, tan inquieta y luchadora, tan curiosa por naturaleza y tan ingenuamente pretenciosa, Soñarnos pone a pensar. Sí; si… La princesa soñadora de los cuentos de hadas…


La mujer pensadora que se dice a veces apensionada o apasionada también sueña, pide, grita, gime y llora… ¡Porque es Mujer!, porque se sabe bella, porque le arrebataron sus sueños de mujer, porque no la dejaron ser, porque no la dejaron crecer, porque no la dejaron madurar, porque no la dejaron realizar sus más caros anhelos, porque le coartaron toda la posibilidad de ascensión y la dejaron allí, mutilada y abandonada en un rincón de su tierno corazón, como una muñeca rota, con su zapatito de cristal perdido, como una cenicienta esperando que llegue el príncipe azul de sus sueños de toda la vida.

Todas las mujeres somos Evas, ¿y en qué cosas soñamos todas las mujeres?





Sueños Algunas intrépidas, sueñan en tomar toda el agua del océano con sus dos manos, otras sueñan en volar a la luna en una avioneta de corto vuelo, otras sueñan con atrapar todo el aire y el viento en un sólo suspiro, otras le apuestan todo a una sonrisa, y se sienten capaces de enterrar el alma de su amado, en su alma propia a través de un solo beso.


Y otras mujeres más ambiciosas, sueñan con castillos en el aire, se sienten Reinas, Guerreras y Diosas de la más sutil sensualidad, seductoras por convicción, pecositas regalonas por devoción y doctoras del alma por su gran amor.


¿Y aquellas que han hecho ya muchos cursos de dolor? ¿En qué sueñan esas mujeres? Aspiran seguramente a encontrar a su alma gemela en un libro de poemas, Sueños imposiblesen una canción, en un recuerdo o en una oración, pues tenaces son en la constancia, y más hermosas en la espera, deshojando margaritas y volteando en un balcón.





Y algunas otras mujeres dolidas, aprendieron a pisar fuerte el acelerador de retos a su destino: “Yo lo amo y tiene que volver a mí”, “Nadie lo podrá amar igual que yo”, “no importa que se haya ido, sé que sigue pensando en mí”, “Yo fui la primera en su vida”, “Me dijo que es a mí a la que ama”, “lo voy a esperar toda mi vida”, “no puede ser que me haya olvidado tan fácil”, “no acepto que me haya cambiado por otra”, etc.. Y se valen esas mujeres de cualquier excusa o pretexto para seguir soñando con que aquel hombre de sus sueños volverá rendido a sus pies.


¿Cuántos millones de mujeres en el mundo siguen soñando con el amor que ya se ha ido?, se niegan a renunciar a la esperanza, se aferran al pasado, no quieren soltarlo, no quieren dejarlo ir, aunque se les vaya la vida volteando por el balcón de sus quimeras, Viviendo el sueño.chupándose el dedo y rascándose la barriga, vestida de sueños de tul ilusión, despierta en la aurora de luz inmortal, cortándole las uñas a la luna, o contando borreguitos cada noche, abrazadas a la oscuridad sedante de su cuarto.





Pero algunas otras mujeres sí corren con más suerte, se consiguen otro galán bien prontito, lo idealizan, lo ponderan, lo suben con todo y zapatos directito al trono de su lumisial del alma, se entregan completas en cuerpo, alma, sentimiento y razón, dejando vacío su tanque de reservas, para descubrir de pronto que no era lo que ellas buscaban, ni esperaban de aquel hombre que les preñó el alma con sus halagos traicioneros o con su voz de actor, y se siguen sintiendo ermitañas, y ninfas ilusas de la tenaz fantasía de sus sueños de mujer.


El tiempo se les va quedando dormido en esos sueños de mujer profundamente enamorada del amor, no hay nada ni nadie que les llene su vacío existencial, ni aún que tengan a su lado a otro compañero, caballero y noble que trata de ser calidez y complemento en sus vidas.





Sueños ¿Por qué las mujeres se siguen sintiendo vacías aún después de haber contraído matrimonio por primera, segunda o por tercera vez? ¿Por qué siguen aferradas al concierto de sueños tan suyos, que quizá para algunas personas parecieran ser ingenuamente pretenciosos, melodías del alma, o notitas de su corazón?

¡Se vale soñar!… ¿Quién dijo… o dónde está escrito que esté prohibido?






























http://www.todamujeresbella.com/1197/suenos-de-mujer/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...