Páginas

Paraiso en la tierra, Bora Bora.


Bora Bora, de origen volcánico, está rodeado de una impresionante laguna color turquesa y dos majestuosos montañas de roca negra, el Monte Otemanu y el Monte Pahia. En conjunto, el mar, la tierra y el cielo se funden en un horizonte místico que solo la naturaleza puede ofrecer.



La primera sensación que invade la retina al aterrizar sobre el aeropuerto de Bora Bora, situada a 270 km de Tahití, es que posee la laguna más hermosa del mundo.





Bora Bora, conocida como "la perla de Polinesia", es un antiguo volcán cubierto por aguas transparentes que conforman un hermosísimo lago rodeado de arrecifes de coral y por el monte Otemanu de más de 700 metros de altura. Sus playas de aguas tranquilas, cristalinas y templadas, con el verde de las palmeras y el alto volcán extinto conforman un lugar muy parecido al paraíso.


El color del mar varía de intensidad de acuerdo a la profundidad descubriendo el color turquesa que va desde el verde al azul, siendo menos intenso donde hay menor profundidad. Bora Bora es una joya posada en el azul del Pacífico, una isla romántica en cuyo seno cada hotel ha creado un paraíso privado.






Los exclusivos bungalows son remansos de intimidad, perfectos miradores desde donde observar el atardecer reflejado en el monte Otemanu y la caída del sol en la inmensidad del horizonte.El buceo en estas aguas limpias y cálidas es una experiencia sublime, entre miles de peces que aletean despreocupados.









También se practica windsurf, esquí acuático, pesca y el snorkel. Otra actividad muy solicitada es pasear en barcos con suelos de cristal desde los que se puede disfrutar del fondo del mar o remar en canoa por los islotes












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...